Los muertos viven.

Parece una locura pero es así.

Todos en algún momento de la vida hemos sentido o sentiremos, la muerte de alguien muy especial y querido.  Cuando esto ocurre las formas de experimentarlo son muy variadas.  Hay quienes nunca se desprenden de la presencia de los que ya no están aquí, hay quienes los invocan y piden su apoyo y ayuda , hay también quienes los despiden con infinito amor y aceptan la realidad de la ausencia recordando y agradeciendo todo lo compartido.

En cualquier caso , los muertos siguen viviendo en el interior y en el pensamiento y memoria , en el recuerdo que nutre de vivencias el alma.

Permitir que sigan vivos y que su recuerdo no duela, que su ausencia no hiera el corazón es un homenaje a los seres que nos acompañaron y compartieron su tiempo con nosotros. No les amamos más por llorar mucho, no les amamos menos por despedirlos con amor y armonía.

Mucho les ayudamos enviando para ellos los mejores sentimientos y la luz que podamos para que puedan también ellos desprenderse de éste plano libres de apego.

Ellos viven en nosotros y nosotros en ellos.

Lo que pudimos darles, ya lo recibieron cuando los tuvimos cerca, por eso podemos sentir la tranquilidad de verlos partir en absoluta paz.

Para este día dedicado a su celebración, flores, oraciones, meditación, recuerdos e infinito amor para ellos, serán los mejores regalos que nos damos en su memoria.

Descansen en paz y en infinito amor.


Amelia Camacho Guerrero. 

1 noviembre 2020.

Tu creencia es tu realidad.

TU CREENCIA ES TU REALIDAD.

En tiempos de transición planetaria, todo cambia muy rápidamente. Y eso está dando ′′ un nudo ′′ en la conciencia de muchas personas. Pero es comprensible, porque nada de lo que era antes, será de ahora en adelante. Todas las creencias arraigadas por milenios serán deconstruidas para dar lugar a una nueva forma de percepción y entendimiento, y de una realidad nunca probada.

Cada uno es hoy, el resultado de lo que se fue construyendo durante las incontables encarnaciones. Y todas las decisiones tomadas han estado invariablemente alineadas con sus creencias. No sigues algo si no crees. No haces lo que no conoces. No apuestas por lo que duda. Y tampoco sigue algo si no sientes afinidad.

Aquí podría enumerar una infinidad de situaciones, pero para simplificar, solo nos quedaremos con estas citas arriba. Ya es suficiente para reflexionar sobre el tema de hoy En otras palabras, es una respuesta a tus preguntas internas: QUIÉN SOY YO?

Quién soy yo? Qué estoy haciendo en este planeta? Cuál es el significado de estar aquí y ahora, pasando por tantos acontecimientos, tantas dudas y tanta dificultad?

Por supuesto, la mayoría de ustedes que se interesan por estos asuntos, ya saben las respuestas, pero la gran mayoría de la humanidad todavía no se imagina.

Mientras la humanidad se arrastraba en la lentitud de los siglos, la vida poco evolucionó, porque había mucho tiempo. Todavía quedaban muchas encarnaciones por delante. La comunicación con otras personas era más difícil y poco instructiva. Comunicación con espíritus no físicos, así que era algo impensable. Acceder a la información mediante la expansión de conciencia, ciertamente nadie imaginó que sería posible. Hacer viajes astrales conscientemente, imposible, ya que esto se consideraba una forma de demencia en alto grado.

Manifestación de espíritus, ′′ Dios me libre!" era cosa del demonio. Vida fuera de la Tierra, imposible! Las personas que demostraban mediumistica eran tasas de brujas, locas o al menos, que tenían pacto con el infierno. En fin, cada uno se fue construyendo según lo que creía. Como se dice: Somos arquitectos de nosotros mismos.

En los tiempos idos, imperaba la ley de Santo Tomé: hay que ver para creer. Pero el tiempo ha pasado y ahora todo se acelera para un gran reset en las conciencias limitadas. Y la nueva ley cambió a: hay que creer para ver.

Si todo lo que sabíamos, creíamos y veíamos, pronto no habrá más, entonces, qué mundo tendremos? Bueno, ciertamente, UN NUEVO MUNDO! Totalmente diferente al que conocemos. Pero será un mundo muy personal, pues será construido según la energía que ponemos como ingredientes. Será el mundo el que cabe perfectamente dentro de los conceptos de cada uno.

Entonces tu mundo será de acuerdo a tu conciencia. Nadie puede crear esto para ti! Si lo permites, no vivirás tu realidad, sino la realidad de los demás. Tu mundo será de acuerdo con tus creencias y tus acciones. Recuerda que eres el arquitecto Todo va a crecer en la dirección que pongas tu mirada y tu atención.

Usted que cree en los asuntos que se tratan aquí, construirá un mundo según estas características aquí abordadas. Ya los que prefieren las viejas creencias, tendrán la continuidad del viejo mundo, ese mismo que está dejando de existir. Y si hay algo nuevo que se construye, seguro que el viejo será disuelto porque los dos no cabrán dentro de la misma energía, es decir, dentro de la misma vibración.

Tus creencias determinarán tus elecciones. Pero hay que apresurarse porque el tiempo se agota rápidamente. La Ley de Atracción será infalible! La energía atrae energía por la afinidad O confías y sigues por afinidad lo que está llegando, aunque sea algo aún poco entendido, o sigues los medios que nada más es que una fuerza centrífuga, cuya acción es tirar todas las conciencias que no se alinean con el núcleo de la Dimensión Quinta

Los medios representan al viejo Exactamente lo que será eliminado de la Nueva Tierra. Ella es una energía con vibración exclusiva 3 D Triste hecho que representa el último acto de este teatro que cerrará las puertas definitivamente. Gran parte de la humanidad hará fatalmente la elección de estar presente en este acto, ya que todavía hay mucha afinidad energética entre ellos.

La Nueva Tierra no será construida por terceros. Ella será construida por ti! Claro, si te determinas así. De lo contrario, eligiendo permanecer en las viejas energías, nada cambiará. Tal vez cambie de dirección, o sea, cambie de Orbe, pues la Nueva Tierra también asumirá la condición de un nuevo mundo, que sólo tendrá afinidad con las nuevas conciencias.

__ Ignoro quien es el autor y doy el crédito a quien corresponda. Lo transcribo y comparto con reconocimiento y aceptación de su contenido.


Amelia Camacho Guerrero.

28 octubre 2020.

La nostalgia de la normalidad.



Añorar la vida anterior y pensar que puede volver es un reflejo de la tristeza que el ego siente al ver que ha perdido la base en la que se ha sostenido por tanto tiempo.

Todo los cambios que se han suscitado en el mundo desde la pandemia han hecho que las reglas y las instituciones sean diferentes a pesar de que, desde hace tiempo, sabíamos que habría muchos cambios, no imaginamos que tendrían un nivel planetario. Realmente nuestra mente no alcanza a percibir la magnitud de lo que hemos estado escuchando.

Estar en consciencia de los cambios que estamos por presenciar está muy lejos de la percepción que tenemos si , nuestra consciencia no se ha ampliado suficiente para ver el panorama de manera más amplia.

Volver a la normalidad, no existe, es una posibilidad que no tiene como repetirse.

La realidad se muestra ahora bajo condiciones totalmente distintas que han cambiado para que no se repita lo anterior.

Tiene que haber cambios para que todo mejore. Todos participaremos de esa nueva creación.


Amelia Camacho Guerrero.

27 octubre 2020.

Comprender la energía.

Saber lo que somos y comprenderlo es un verdadero cambio en nuestra mente.

Hemos oído y repetido, tal vez, que todo es energía, que todo está en permanente movimiento, que la energía es vibración y que se expresa por frecuencias y que eso es lo que cada cosa en la creación es.

¡ Si así es ! Así ha sido y será. Pero una cosa es saberlo y otra muy diferente es aceptarlo y más aún comprenderlo.

Cuando esto sucede, investigamos, estudiamos y tratamos de ampliar ese conocimiento de manera científica y comprobable. La ciencia nos revela verdades irrefutables y es cuando nos confrontamos con el conocimiento aprendido.

Somos energía y todo lo demás también.

Conocer como nos expresarnos y de que manera emanamos esas frecuencias descubre para nosotros un mundo de ideas.

Comprendemos que la consciencia es información ordenada presente en todo lo que hay. Que es otra expresión de la energía y que su frecuencia depende de la expansión que cada uno pueda darle.

Crecer en consciencia tiene ahora una connotación diferente y nos conduce al camino interior, al espacio sagrado del corazón, ahí donde buscaremos todas las respuestas.


Amelia Camacho Guerrero.

27  octubre 2020.

La negatividad en nuestro mundo.

La dualidad en la que hemos vivido establece siempre las diferencias , todo es visto desde ángulos que marcan distancia entre una observación otra, nada es objetivo todo tiene el matiz del sujeto que percibe.

Por esa razón existe una competencia entre lo que al ego le gusta y lo que no, lo que clasifica, evalúa y cataloga todo el tiempo. Todo está manifestando polaridades, por ello lo vemos como positivo y negativo, bueno o malo, bonito o feo, etc,.

La negatividad en la vida que hasta ahora conocemos ha invadido nuestra esfera mental y emocional hasta el punto de que es difícil, para muchos, tener un pensamiento objetivo. El juicio se hace presente y domina la realidad inconsciente. El mundo está saliendo de ese estado y es momento de dejar atrás los juicios y la subjetividad, el ego inferior.

La consciencia que tenemos ahora nos está acercando a tener una visión de la realidad actual más personal, no es fácil confiar en los medios informativos y las noticias llegan como un bombardeo de datos imposibles de procesar con un sinfín de opiniones muy lejos de darnos una orientación confiable.

Pensar por nosotros mismos, informarnos para investigar lo que nos interese, saber de los temas en cuestión, ampliar nuestra visión más allá de nuestro territorio para que de esa manera podamos crear una opinión propia y no nos dejemos llevar por lo que nos dicen, dejar la flojera para pensar, tomar responsabilidad de nuestra palabra y sentirnos con capacidad para expresar nuestra voz , ayudará a todos a desarrollar consciencia de la vida que queremos.

Dejar la negatividad , las quejas, la incomodidad y tratar de expresar con una mayor atención lo que, con nuestra palabra, creamos todo el tiempo.


Amelia Camacho Guerrero.

10 octubre 2020.

La ignorancia.

Reconocer la ignorancia ,despierta a la consciencia ,que ve de manera clara, lo mucho que ha afectado al comportamiento humano a lo largo del tiempo que hemos vivido.

Saber que es lo que ha influenciado cada acción y conducta habitual ,es darnos cuenta de factores que nunca estuvieron presentes en la mente y que colectivamente repetimos por infinidad de razones.

No nos percatamos de nada. Lo creímos todo normal y correcto, lo pensamos de acuerdo a la sociedad en que vivimos, creímos que esa era la única forma de vida que podíamos tener, nunca percibimos lo dirigida y programada que era.

Despertar a otra realidad es conocer, tener información de nuestra historia , desde un punto de vista más elevado, desde una clara visión de lo que somos realmente, de donde venimos y hacia donde vamos.

Hemos recibido verdades parciales, incompletas, manipuladas y no nos habíamos acercado a la búsqueda comprometida con la verdad, por esa razón nos hemos conformado con lo que, de manera oficial, es aceptado por la mayoría.

Hemos vivido en un rebaño, en la necesidad de pertenecer a un grupo, obedeciendo reglas y normas con las que en mil y un ocasiones no estamos de acuerdo, pero aceptando a regañadientes por pensar que así son las cosas, así es la vida.

Este tiempo nos ha acercado al interior de cada uno y nos ha colocado en una situación de análisis y reflexión para ver de manera diferente todo lo que nos rodea.

Muchos están abriendo los ojos y manifestando un cambio de pensamiento, un despertar de un mundo de ilusión y sueño profundo dándose cuenta de que es tiempo de pensar y crear algo distinto.

Reconocen la necesidad de modificar la forma en que han vivido y han decidido separarse del rebaño, ven la programación a la que han estado sujetos y buscan la forma de desapegarse de todo aquello que, en esta época, es ya obsoleto.

Muchos son los cambios por venir y no todos están dispuestos a llevarlos a cabo.

Todo está en la mente. Todo se puede modificar. Todo está en el interior de cada uno. Todo depende de la voluntad personal y de la consciencia que tenemos para llevarlo a cabo. 

Conocimiento, reconocimiento, aceptación de lo que somos es parte fundamental para dar un paso hacia un futuro de luz consciencia y amor.

Es un regalo de luz, de armonía, de la más elevada frecuencia, de amor.


Amelia Camacho Guerrero.

8 octubre 2020.


Lenguaje y consciencia.

El lenguaje es reflejo del nivel de consciencia de los individuos.

Cada palabra, cada expresión, cada idea proyecta lo que hay en el interior de la persona.

Nadie expresa algo diferente a lo que piensa, siente o hace.

Nuestra palabra es ley para nosotros.

Así como pensamos, así vivimos.

Nuestras actitudes son resultado de lo que hay en nuestro interior.

Somos nuestro lenguaje, nuestro cuerpo, nuestra palabra, nuestra voz, nuestros movimientos, nuestra mirada:. Todo habla de nosotros. 

Incluso nuestro silencio tiene elocuencia.

El parloteo, la abundancia de palabras, la escasez de vocablos, el ritmo de la expresión, todo habla de nosotros.


Amelia Camacho Guerrero.

7 octubre 2020.


Creación de nuevas respuestas.



El tema es interesante y además invita a la reflexión. Cambiar exige una amplia observación de muchas cosas. Aparentemente pensariamos que bastaría con darnos cuenta de algo y que eso es suficiente solamente para hacer los cambios. Por supuesto que no, no basta con la información. No basta con que creamos que entendimos en que consiste el cambio.

Para hacerlo realmente hay que revisar ideas, creencias, costumbres, rutinas que han prevalecido en la personalidad como sellos individuales que creemos que es imposible cambiar.

Las respuestas van acompañadas de  expresiones corporales, gestos, tonos de voz, que provocan identificación, molestia, y otras. Cambiar todo eso exige atención, observación personal, aceptación y responsabilidad. 

Nosotros no vemos nuestra cara pero el otro la ve todo el tiempo. La respuesta del que está frente a nosotros nos obliga a ser conscientes de lo que hacemos. Si el ego está presente las ofensas por todo ese lenguaje , no se hacen esperar y la culpa siempre será para alguien y no hay responsabilidad por la comunicación tan deficiente que tengamos.

Cambiar las respuestas que ofrecemos y expresarnos con atención y consciencia es el resultado de la consciencia que se expande y desea elevar su frecuencia vibratoria con trabajo consciente y conocimiento personal.

Por supuesto que hay quienes no desean  hacer cambios y creen difícil soltar lo aprendido y deciden permanecer en esa condición, tambien eso es una decisión válida, todo depende del libre albedrío de cada uno.


Amelia Camacho Guerrero.

7 octubre 2020.

Cambio dimensional.

Esto puede resultar confuso y complicado para algunas mentalidades.

La fluctuación de la energía que todos somos experimenta movimiento todo el tiempo.

Todo vibra y está en permanente acción, así se expresa la energía. Las vibraciones son lentas o muy rápidas, porque la energía es densa o muy sutil.

Cuando la vibración es baja, la materia es más pesada. Por eso cuando nuestro estado emocional es descontrolado nos lleva a experiencias de sufrimiento, de dolor, de miedo y la frecuencia vibratoria de nuestra energía es muy baja, nos sentimos cansados, pesados y el ánimo está por los suelos. No tenemos fuerza para hacer nada, hay desidia, flojera, tristeza, depresión y abandono de nosotros mismos. Toda la energía es consumida por el tipo de emoción que vivimos.

Al estar fuera de nosotros mismos, no hay forma de recuperación ya que el estado interno depende de estímulos externos, el individuo vive en observación de lo que sucede afuera y el interior carece de la atención que ayuda a dirigir las emociones con inteligencia y consciencia.

Cambiar la frecuencia vibratoria de la energía implica vivir en constante atención a nuestro estado emocional y al interior, que es donde se interpreta y significa todo lo que nuestros sentidos perciben dando como resultado el estado de ánimo que manifestamos ante cada circunstancia de vida. Ahí está nuestro mundo, ahí se vive la vida de cada uno. Nada sucede afuera.

Mantener una frecuencia vibratoria alta requiere de mucha atención y voluntad, de conocimiento y compromiso, de responsabilidad y desapego. Estamos viviendo una época de profundos cambios, externos e internos. Estamos en un proceso evolutivo no solo de la especie sino del nivel de consciencia de la humanidad entera.


Amelia Camacho Guerrero.

7 octubre 2020.

Frecuencias elevadas.



Todo lo que hacemos se expresa en una vibración específica para cada persona. Cada forma de manifestación individual en pensamiento, sentimiento, emoción, palabra y acción tiene una frecuencia acorde al nivel de consciencia adquirida en relación al proceso de desarrollo psicológico y espiritual.

Tener una apertura de consciencia significa haber logrado salir del estado de sueño e inconsciencia en el que la humanidad entera ha estado sometida por muchísimos años.

Es darnos cuenta de que dejamos a un lado la atención y el conocimiento de lo que somos dependiendo de los sistemas sociales que han predominado.

Recordar la libertad que nos pertenece y que hemos cedido a otras fuerzas.

Tener en cuenta que que el poder interior está y ha estado siempre en nuestro interior y que solo nosotros hemos de ejercerlo.

Aprendimos una forma de vida que nos separó de nosotros mismos y respondimos a todos los paradigmas y condicionamientos impuestos con las reglas establecidas que han regulado el planeta. Hoy el despertar del sueño no deja ver una realidad diferente.

Salir de la burbuja en que cómodamente estuvimos puede se estremecedor pero es favorable para el crecimiento de la humanidad entera en consciencia. Por esa razón el mundo entero se ve ahora tan diferente y convulsionado.

Todo cambia, en todas partes, en el interior de todos también, los procesos y respuestas conocidas dejaron de ser como las acostumbramos y esta sacudida ha obligado a todos a conductas y actitudes que producen inquietud e incertidumbre, ya que, si bien, muchos estaban en la búsqueda del cambio, otros se ven sorprendidos , ansiosos, preocupados al desconocer el proceso evolutivo que estamos transitando.

Estar en casa ( interior ) es indispensable para este tiempo, observar que sucede ahí y aceptar los cambios que, de todas formas, se van a dar.

Conocer para comprender. Conocer para saber vivir cada momento con armonía y plenitud, sin resistencia, sin lucha, sin violencia, en consciencia.


Amelia Camacho Guerrero.

4 octubre 2020.