Fin de año.

Un período que parece largo y que se puede ver como algo que pasa muy rápido por el sinfín de situaciones y eventos que se experimentan dejando en cada uno conocimiento, experiencia o sabiduría. 

Un año más de vida que nunca nos deja indiferentes ni de la misma forma. Un año lleno de oportunidades y de todo lo que hayamos creado. Un tiempo de encuentros y desencuentros, de infinidad de emociones y sentimientos, de logros y éxito, dependiendo de lo que hayamos vivido y aprendido pero siempre teniendo la elección perfecta para nosotros y siempre de acuerdo a lo que cada uno ha querido vivir.

Recapitular es común cuando un año se va y despedirlo con agradecimiento y aceptación de todo lo compartido, lo vivido, lo recibido es un signo de consciencia por lo que significa haber tomado la responsabilidad de la vida que disfrutamos. 


Amelia Camacho Guerrero. 

15 Diciembre 2017.

Gracias, pequeña palabra para decir tanto.

El corazón se llena de alegría y de amor al expresar un sentimiento de amor y de gratitud que no cabe en el interior y que solo desea ser compartido. 

Estar rodeado de personas que se manifiestan siempre con todo lo que pueden compartir ampliamente y con amor en cada una de sus acciones es y ha sido un regalo a lo largo de 16 años.

Esto ha formado un gran grupo de personas con el objetivo de alcanzar un mejor nivel de vida y de constante crecimiento interno, mismo que ha unido a todos en una relación de aceptación y profundo trabajo uniendo los corazones y las consciencias en la misma dirección. 

La hermandad que nos ha conducido a este presente procede desde la eternidad y será indisoluble por haber llegado al punto de recordarnos y saber para que y porque estamos juntos. 

Nada es igual cuando el amor nos une. 

Nada es igual cuando la consciencia despierta. No hay fuerza mas poderosa que reconocernos por la fuerza del amor. 

Solo se puede agradecer una y mil veces el habernos encontrado en esta hermosa experiencia. 

Para todos " gracias", por estar con nosotros, por leernos, por ser lo que son en nuestras vidas. 

Angel y Amelia. 

15 de Diciembre 2017.


Cambio o Transformación.

En el camino que cada uno escoge para crecer y desarrollarse se encuentra con diferentes niveles para manifestar lo que se siente y comprende, en ese trayecto son muchas las posibilidades de experimentar la consciencia adquirida sin embargo hay trampas en las que se puede caer y engañarse fácilmente.

Por eso es conveniente que tengamos en cuenta que hay una diferencia entre cambiar y ser realmente transformado por la comprensión que hace un ser al llevar hasta su interior la verdad de lo que es. 

Ser consciente de lo que no somos y elegir una experiencia diferente desde lo adquirido produce la transformación de la realidad que vivimos. Cada respuesta es diferente y el engaño de pensar que la consciencia está presente ya no es tan fácil de creer. 

Con honestidad para reconocer que se hizo solo un cambio acomodado a lo que conocido, se puede encontrar el verdadero significado de la palabra transformar, así hay un mundo interno que responde de forma natural y diferente,se vive y se convierte en una realidad creada dentro de uno mismo que ofrece paz, tranquilidad y armonía que no son compatibles con la simulación que el ego crea.

Nada es igual a vivir observando el exterior como testigo a ser afectado por todo lo que sucede en el mundo.


Amelia Camacho Guerrero. 

12 Diciembre 2017.

El amor en la vida.

El mejor amor es el que despierta el alma. Y te hace aspirar por más. El amor que supera todos los obstáculos que enfrenta y que nutre el corazón y es el camino para llegar al centro del corazón. El amor que vive en el interior y que siempre ha estado ahí esperando el encuentro con su realización en la vida llenándola de todo lo intangible y anhelado en lo más profundo de su ser. Nada se parece a esta experiencia, nada se compara con esto. Solo el alma lo reconoce y lo manifiesta por que es lo más importante para la vida. Es ese amor el que hace el milagro de ser.


Amelia Camacho Guerrero. 

10 Diciembre 2017.

El despertar de la energía femenina.

El equilibrio de lo masculino y femenino en nosotros es resultado de un gran esfuerzo realizado para lograr crecer en armonía. 

La polaridad de la energía en nuestro cuerpo se manifiesta en actitudes que representan la expresión de la manera masculina y femenina que han de tener siempre un lugar en nuestra respuesta cotidiana. 

Al vivir en desconocimiento de lo que somos ignoramos que este balance es necesario. 

La fuerza femenina tiene un poder creador que es fundamental para la vida y para las diferentes formas de relación que experimentamos. En este tiempo se ha repetido muchas veces que la energía femenina ha de despertar y es cierto, lo que significa que habrá que conocer lo que ella es. 

Ella habita en toda la humanidad y el despertar implica que tanto hombres como mujeres sean conscientes de su expresión. 

Una mujer ha de aprender a manifestar su fuerza y ese poder con la consciencia expandida que da oportunidad de ofrecer el mejor servicio con consciencia, amor, ternura y a la vez con firmeza y determinación para favorecer el crecimiento y desarrollo de los hombres que comparten su vida. El hombre necesita despertar y la mujer puede ayudar a que esto ocurra con el amor y la consciencia que se desarrolloa en sí misma. 

Es una forma de evolución en la que no tiene cabida  la competencia ni la lucha por el poder, el feminismo ni el deseo de reconocer o ser reconocido, esto no es para egos, esto es para seres conscientes que participan en el proceso de cambio de la humanidad.

Ambos son participantes de este cambio, nadie es mas y tampoco es menos. Se necesita humildad y respeto, comprensión y esfuerzo para sanar interiormente y hacer lo mejor posible para lograrlo.


Amelia Camacho Guerrero. 

3 Diciembre 2017.

La Herencia de una Madre.

" LA MEJOR HERENCIA DE UNA MADRE A UNA HIJA ES HABERSE SANADO COMO MUJER."

CHRISTIANE NORTHRUP.

Cualquier mujer, sea o no sea madre, lleva consigo las consecuencias de la relación que ha tenido con su progenitora. 

Esta idea hace que podamos ver la historia de nuestra vida con atención hacia una relación muy importante en nuestro desarrollo personal. 

Las miles de cosas que aprendemos en esa convivencia marcan comportamientos que son transmitidos de generación en generación.

Por eso es que revisar la información recibida desde esa profunda conexión ayudará no sólo a nosotras sino también a nuestras hijas y nietas. 

Todas las mujeres podemos hacer algo por el desarrollo y armonía de la familia y una de ellas sería, sanarse en beneficio de los que más amamos.

Comprender la importancia que han tenido los efectos de la crianza en nosotras facilita comprendernos y sanarnos transformando así la crianza de las generaciones posteriores.

Al sanarnos, sanamos  a los que amamos y ayudamos a la humanidad entera.

Somos parte fundamental de la historia de la vida de otros y darnos cuenta de esto es tomar conciencia de la responsabilidad que hay en la divina tarea de la maternidad. 


Amelia Camacho Guerrero. 

25 Noviembre 2017.

El privilegio del ser consciente.

Gracias! Esta es una expresión que proviene de la consciencia. Solo aquel que se da cuenta de lo que recibe es capaz de manifestar amplia y sinceramente su agradecimiento.

No es cuestión de tener buenos hábitos o haber sido bien entrenado para tener relaciones sociales aceptadas en el mundo en que vivimos, es mucho más que un acto repetido por costumbre o por obligación o simplemente por buenas maneras. 

Agradecer es el resultado de la consciencia, de aquel que valora lo que recibe y aprecia la generosidad, la bondad, la actitud para dar lo que se nos ofrece.

Dar y recibir es todo un placer que empieza por uno mismo. 

Tener un día dedicado a la acción de dar las" gracias " es un buen momento para celebrar el nivel de atención que se tiene para detenerse y reflexionar sobre lo mucho que hay que agradecer en la vida cotidiana.

Regalar un pensamiento (frecuentemente) para reconocer que todo el bienestar de que se disfruta tiene la participación de infinidad de personas anónimas, muchas que ni siquiera saben , ni sabrán, que siento profundo agradecimiento por todo lo que hacen por mi y para mi, gracias a los que hacen posible que yo viva como lo hago, aportando cada día servicios aparentemente invisibles pero que facilitan que yo disponga de tiempo para ocuparme de otras cosas.

Solo siendo consciente de todo se valora lo que se recibe. 

Es importante tener en cuenta este día, todos los días, celebrando que se es capaz de ver la increíble abundancia que siempre nos rodea y desde el corazón,  con intenso amor,  sentir el "agradecimiento" producto de la consciencia.

Feliz día de Gracias, ojalá que tu corazón sea el lenguaje del Ser que manifiesta su agradecimiento en la proporción de la abundancia que disfruta. 


Amelia Camacho Guerrero. 

23 Noviembre 2017. 

Alcanzar la Luz.

Lo que ha significado la meta del desarrollo personal durante muchos años, hoy es visto de manera más profunda y más sencilla. 

Lo aprendido en tanto tiempo, hoy da una perspectiva diferente a la forma de vivir la experiencia humana. 

Todo lo acumulado ha de ser filtrado por la comprensión ganada por la experiencia que ha dejado huella en su proceso. Esta huella ha sido la forma en que hoy la conducta, la comunicación y el proceder en cada acto de la vida se manifiesta con una consciencia desarrollada y manifiesta responsabilidad con respuestas conscientes que acercan a la aceptacion de todo lo que se vive.

Nada ha sido fácil ni inútil, gracias a ello estamos en el lugar en que nos encontramos. 

Hoy hemos de vivir, vivir, vivir todo con amor, con la aceptacion de que estamos aquí para seguir experimentado conscientemente cada realidad que creamos, sin lamentaciones y con el claro propósito de lo que nos trajo a nuestro mundo.

Alcanzar la Luz es habernos dado cuenta de que anclamos la luz viviendo en amor y en consciencia cada momento de la vida.


Amelia Camacho Guerrero. 

19 Noviembre 2017.

Trabajo en equipo.

Estar en la nueva frecuencia implica que hay que aplicar nuevas normas para relacionamos con todo. Hasta ahora las formas han sido muy individuales y en la competencia que se ha aprendido para que todo sea favorable para tener el éxito y así poder lograr un lugar en el mundo.

La búsqueda de el éxito ha hecho que las personas se olviden de compartir sus experiencias y sus esfuerzos con los demás y esto ha dificultado el crecimiento en grupo. 

No se sabe compartir porque todos quieren el protagonismo, no hay suficiente apoyo para que el trabajo sea un instrumento de crecimiento y creatividad, por lo contrario, es una manera de demostrar lo que cada uno necesita para notarse y fortalecer el ego, tan deseoso de alimento. 

Un equipo consciente ayuda y se ayuda a superar las características personales que impiden compartir lo que se sabe y lo que se tiene. El control, el poder, la rigidez de ideas, la inflexibilidad, la imposición que se ha aprendido para sobrevivir ahora ha de ser superada para soltar todo lo que entorpece el camino hacia la evolución. 

En otro tiempo fueron útiles estas estrategias, más ahora han de convertirse en la experiencia que debilite el ego y así poder obtener mejores resultados. 

Siempre es posible encontrar personas que aporten participaciones diferentes y esto ayudará a la manifestación de nuevas formas de resolver las cosas. 

Cambiar la forma de hacerlo todo, no es fácil para alguien que no cambia su manera de pensar. Vivir en aceptacion puede convertirse en un reto muy difícil, hay que vencer características que no son evidentes en cada uno y al ser así, la tarea es una resistencia constante. Todos están en contra y hay mucha violencia que no se diluye. 

La humildad es un ingrediente que puede ayudar y que facilita que la soberbia se deje a un lado.


Amelia Camacho Guerrero. 

19 Noviembre 2017.

Meditación 11:11


Magnífica reunión para el día de recordar la esencia de lo que somos. 

Tiempo para entrar en contacto con uno mismo y unir las acciones que favorezcan el trabajo en equipo, que es el principal objetivo del momento que vivimos. Saber que la unión es fundamental en la vida y compartir con todos es lo que nos dará la libertad y la fe en lo que somos al sentir la unidad con el todo.

Observarse y darnos cuenta de que el fin del trabajo, que de esta manera realizamos,  tiene un sentido único y universal para cada uno y para la humanidad entera.


Amelia Camacho Guerrero. 

12 noviembre 2017.