Cambios en el diario vivir.

La vida es un juego de acción y de creatividad ante todo lo que en la experiencia humana cambia de momento a momento . Nos demos cuenta o no todo se mueve y es diferente a cada instante.

Aún lo que quisiéramos que fuera permanente no lo es, porque nada es así. Vivimos con una falsa sensación de estabilidad que existe sólo en la mente. 

Todo cambia y es necesario tener claro que esto hace que veamos la realidad con aceptación y podamos encontrar en ello la mejor forma de descubrir la riqueza que hay en ello. 

La rigidez mental no ayuda a mover los pensamientos largamente aprendidos y a pesar de todo lo que expresamos, la vida cambia y el pensamiento se convierte en un enemigo con el que hay una lucha constante por la resistencia que oponemos cuando todo nos muestra lo diferente. 

Cambiar con los cambios y fluir para no sufrir ante lo inevitable se logra suavizando e intentando superar la cerrazón de la mente, ampliando la visión de la consciencia para tener un panorama más claro y más acorde a la realidad que,  de todas maneras, sigue transformándose y manifestando una inevitable naturaleza contra la que no hay que luchar.

Cuando la mente no cambia, la vida se torna difícil y es una tortura que provoca mucho miedo y sufrimiento. 

Si lo analizamos  hemos cambiado muchas cosas sin darnos cuenta y hemos transitado modificando conductas y respuestas en los momentos difíciles que hemos tenido, es algo conocido, es algo que sabemos hacer,  solo que ahora hay que ser consciente de eso y voluntariamente cambiar los hábitos de pensar que cambiar no es posible. 

La vida misma nos ayuda a cambiar lo que por terquedad o ignorancia no cambiamos. 


Amelia Camacho Guerrero. 

17 Abril 2018.

La jubilación.

Dejar actividades de trabajo cuando se ha realizado todo lo que la experiencia y lo aprendido ha ofrecido, llega a ser una decisión muy importante y a veces difícil de tomar. 

Hace falta pensar muchas cosas para sentirse realmente bien para que esta separación sea suave y agradable. 

Para muchas personas dejar el trabajo o alguna actividad que ha llenado muchos espacios importantes en su vida se convierte en un momento muy triste y lamentable a pesar del cansancio y la necesidad de un cambio.

Si el retiro es voluntario, tiene su carga pero si es por una enfermedad o incapacidad física y las circunstancias obligan a esto, se torna en un proceso desgastante y produce un efecto negativo que puede llevar a una profunda depresión e incluso, hasta la muerte.

Cuando el trabajo es fuente de satisfactores que no se conocen, porque se ha puesto en esa actividad el peso de una significación tan cargada emocionalmente, al terminar el trabajo se pierde también todo lo que se pensó que se obtenía de él.

Significar sanamente una actividad es no poner en el cargas emocionales, que le dan un poder que no tiene. 

Cuando se dice : " el trabajo es todo para mi ", "sin mi trabajo me muero", "no puedo estar sin trabajar ", hay que analizar lo que esto conlleva.

 El significado es personal y no es igual al de nadie, no todos piensan de la misma manera.

Para algunas personas es fuente de : reconocimiento, atención, poder, autoridad, amistades, relaciones,de una identidad, lo cual se acaba cuando se jubilan.

Esto sucede cuando se vive del exterior y se generan expectativas de recompensa porque ha faltado la atención personal para proveerse de todo lo que fortalece el mundo interno a través del desarrollo psicológico, satisfaciendo así estas necesidades que han de estar solo en nuestras manos.

Tener identidad por lo que hacemos o tenemos es vivir con miedo a dejar de ser lo que creemos que somos.

 No somos nosotros mismos, es lo que nos ofrece la falsa identidad obtenida por la actividad realizada. Si bien, esta nos brinda muchas satisfacciones, al término de ella, se termina también el cumplimiento de las expectativas que genera.

Saber quien soy y saber que tenga o no lo que quiera, nunca dejo de ser quien soy, hace que comprenda que el ciclo de trabajo se cierra y sin embargo se puede continuar viviendo abriendo una nueva etapa en la vida cotidiana llena de oportunidades para disfrutar de todo lo que en otros momentos no fue posible.

Prepararse en actividades diferentes, en el disfrute de aficiones,  deportes, viajes, descanso, diversión con los seres queridos, aprendizaje de cosas nuevas, sin ninguna presión ni exigencia, requiere de atención que fortalece la actitud de aceptación de los nuevos tiempos y de la creación de una nueva forma de vida plena llena de alegria y merecimiento.

Es poder crear una realidad que no dependa del hacer ni del tener sino de Ser. 


Amelia Camacho Guerrero. 

16 Abril 2018.


Cambio de paradigmas.

Con cada época sucede que las cosas y las personas hacen transformaciones de todo tipo y a veces esto sucede aun sin darse cuenta. Cada vez que tenemos una actitud distinta algo cambió y es visto con otros ojos. Avanzamos por la vida modificando una y otra vez ideas, pensamientos, actitudes, sueños, posturas, creencias y muchas veces este cambio es inconsciente pero favorece para continuar el proceso que elegimos.

Algunas personas desconocen lo que están haciendo porque ignoran el o los significados de los cambios que hacen. 

Creencias, ideas, paradigmas, condicionamientos largamente adquiridos que se consideran inamovibles,  pueden cambiar de la noche a la mañana y a pesar de que suceden en la vida de todos, al ver que algo se presenta de manera diferente viene el temor de no poder aceptarlo. 

Esta época ha permitido que presenciemos la rapidez de la forma en que todo se mueve ante nuestros ojos, la tecnología, la ciencia, la música, las instituciones ,las costumbres, la manera de hablar, las diferentes formas de trabajo, el comportamiento de la humanidad, la medicina, la comunicación, todo se mueve. 

La mente, de algunos, va más lenta y el cambio amenaza una aparente estabilidad que solo existe ahí , en la mente. 

El cambio paradigmatico significa cambio de mentalidad, cambio de actitud y crecimiento de consciencia para vivirlo en armonía y aceptación. 

Soltar viejas formas de vida, dejar atrás lo aprendido y crear nuevas maneras de experimentarlo todo, arriesgándose a descubrir y crear relaciones diferentes con todo,  ¡ es un reto en este momento !

Es un aprendizaje muy antiguo resistirse a lo diferente e interpretarlo como complicado o difícil. Se habla de fluir y no se comprende que para ello hay que soltar muchas cosas. 

Los paradigmas son modelos de comportamiento que se adquieren de mil maneras, todas inconscientes, por eso ni nos damos cuenta de los tenemos. Un primer paso seria reconocerlos. Son muchas veces el freno de muchas experiencias. 

Todos van acompañados de significación conveniente a la experiencia personal y son aterrizadas desde la comodidad de no pensar algo distinto. 

Cambiar la forma de pensar es cambiar la forma de vivir. 

Repetir lo mismo es una forma de apego al pasado. 

Crear y recrear, hacer todo nuevo una y otra vez, descubrir la maravilla de la vida,  día a día en nosotros mismos caminando y recuperando la capacidad de asombro propia de la consciencia despierta. 

Tiempo de cambio y evolución para todos. 


Amelia Camacho Guerrero. 

10 Abril 2018.

 

Celebrando cada día de la vida.

Hoy, aniversario de mi nacimiento, celebro con profunda alegría,  ser capaz de recrear cada momento para vivir en amor y agradecimiento por todas las bendiciones que esta vida me ofrece.

Cada persona que me ha acompañado,   cada experiencia que he tenido, cada expresión de amor que he recibido, el conocimiento adquirido, la alegría de poder compartir lo recibido, la felicidad de sentir el amor que vivo, todo lo que la consciencia permite que disfrute, la Divina Presencia que me guía y acompaña siempre, todo esto y lo que mis palabras no alcanzan a nombrar,  son lo que el inmenso agradecimiento tiene en mi corazón para hacer de este día una gran celebración.

Anticipo las gracias por cada abrazo y felicitación mismas que correspondo con todo mi amor  


Amelia Camacho Guerrero. 

7 Abril 2018.

Vivir en amor como objetivo de la vida.

Vivir y saber vivir ayuda a expresar todo lo que descubrimos en nosotros, todo lo que somos se manifiesta en cada uno de nuestros actos, cada emoción, cada evento   todo tiene un matiz de la consciencia que hace que todo sea una oportunidad de disfrute y la existencia se llene de momentos únicos para descubrir la realidad de una vida plena.

Vivir se convierte en el objetivo de estar en este mundo. Deja de ser, la sobrevivencia,  el impulso de lo que hacemos, el motor de las acciones. Deja de ser el consumismo y la acumulación de todo,  lo que ofrece alegría y contento.

La realización del ser está ahora en seguir aprendiendo y en servir amando lo que se hace. Lo importante se vuelve trascendente porque ahora el ser es el camino y la fuerza que mueve al ser consciente de sí mismo. 


Amelia Camacho Guerrero. 

6 Abril 2018.


Lo que bendigo lo recibiré y lo que juzgo lo viviré.

El universo es infinito y la mente crea lo que vivimos. Todo lo experimentado ha sido pedido por nosotros mismos. 

Nunca nos ha sido negado nada . En cada pensamiento hay una solicitud y todas son cumplidas, es asi como creamos nuestra propia vida. Juzgar a los demás es una solicitud de experiencias que tal vez no sea la mejor opción para aprender de nosotros mismos. 

Hemos vivido en inconsciencia de las creaciones que hacemos por eso dudamos del poder que tenemos, no hemos sabido que la fuerza de nuestro pensamiento sea tan grande y poderosa. 

Crear con la consciencia de lo que somos es tomar la responsabilidad de lo que queremos vivir y saber que es desde el momento en que existe en la mente, ya que nuestro pensamiento es ley para nosotros . 

Aprender a pedir al universo la abundancia que deseamos es manifestar el poder que nos es propio, no es fácil hacerlo cuando se ha creído que ese poder es ajeno. 

Hace falta certeza, confianza, seguridad y limpieza de mente para entonces incorporar pensamientos limpios de ego y de escasez, de necesidad y de pobreza .

Si dudas? Lo puedes comprobar revisando tus formas de pensar y las experiencias vividas? Tu vida es la manifestación de lo creado. Tu vida es la mejor manera de comprobar esto.

Cada idea, cada creencia, cada paradigma incorporado ha sido manifestado en la experiencia personal , no hay duda.

Orar, hacer una lista de peticiones, suplicar por lo que sea desde una mente llena de ego, no es la mejor idea. 

Saberse capaces de crear es ser conscientes de que somos la fuente de todo lo que vivimos. Si esto es así seremos siempre responsables de nuestros actos y de lo que, en nuestro interior, sucede y se experimenta, ahí nada ni nadie puede hacer nada , solo nosotros.

No hay forma de culpar a nadie porque nadie puede hacer que vivamos lo que no queremos vivir.

Esta respuesta no esta en todos porque es más cómodo señalar a los demás como causa de lo que se vive en lugar de asumir los resultados de nuestro pensar. 

Las personas conscientes no tienen que culpar a nadie por lo que viven, son su propia causa y nada ni nadie es causa para ellos . 


Amelia Camacho Guerrero. 

1 Abril 2018.

Crear el mundo con los ingredientes que deseamos vivir.

Crear el mundo interior y construir la experiencia humana que cada uno quiera para vivir lo que corresponde a la necesidad de aprendizaje de cada persona, es una responsabilidad que todos tenemos.

 No todas las personas han recordado que esto es personal porque aún no ha despertado su consciencia para reconocer que todo está en el interior de cada uno.

Muchos aún viven en la vida mecánica y no toman la decisión de hacerse cargo de su propia vida y asumir la creación de lo que se vive. 

En esta forma todo lo que sucede en la vida de todos tiene relación con los eventos externos y las respuestas dependen de los demás. La felicidad, la alegría, el placer y el disfrute están en manos de todos . Si las condiciones son como las personas desean, todo está bien, pero si las circunstancias varían todo se altera.

Saber y aceptar que las cosas son como son y no al gusto de cada quien,  permite vivir sin resistencia y rechazo de lo que no nos agrada, a fin de cuentas, la vida de cada uno se vive en el interior, es ahí donde se procesa, se interpreta y se significa todo y de la forma en que esto se realiza depende la forma en que se vive. 

El nivel de paz interna, la tranquilidad y el bienestar que se disfruta proviene de eso. 

Nada ni nadie puede hacer que una persona viva lo que no quiere vivir, uno elige y experimenta y puede decidir que quiere en su vida. 

Por ello no es posible dirigir la vida de nadie cuando ni siquiera se ha dado cuenta de que no ha podido crear la propia. 

Incluye en tu experiencia lo que quieres ver manifestado en tu vida, escoge los mejores ingredientes y disfruta de tu creación. Lo hayas sabido o no,  siempre ha sido así. 


Amelia Camacho Guerrero.

28 Marzo 2018.


Resurrección.

Morir a la falsa personalidad y renacer en la consciencia del Ser que somos.

Resurrección es una forma de vida que nos permite vivir de una forma diferente y llena de la consciencia ganada en este encuentro con el ser. 

Renacer sabiendo que lo que buscamos en el mundo externo, en la vida material ha estado siempre en el mundo interior y que es lo que permitirá que nuestra vida se disfrute en la armonía entre el afuera y el adentro. 

Poder tener abundancia material, compañía, riqueza, afectos, tener la capacidad de administrar todo sin depender de ello. Aprender a disfrutar de la abundancia sin apegarse a nada. 

Amarlo todo,  gozar cada momento, cada persona, cada encuentro, todo lo que la vida ofrece, fluyendo en cada experiencia, cualquiera que sea, viviendo las emociones, experimentando lo que mas deseamos  en la consciencia de lo que somos y hacemos : esto es Renacer.

Vivir con toda intensidad y alegría,dejando atrás lo que hoy ya no es util y que impide que el objetivo de estar aquí se cumpla.


Amelia Camacho Guerrero. 

27 Marzo 2018.

Nada te separa de Dios.

Esta semana muchas personas dedican tiempo a la reflexión sobre temas que, también en otras ocasiones, no son muy considerados. En estos días se asiste a rituales, reuniones, templos para realizar acciones tradicionales por la semana santa. 

Son espacios en los que se puede reconocer y recapacitar sobre la conducta que se tiene y sobre los actos cotidianos para reconsiderar y hacer cambios  propiciados por estados temporales de consciencia que no siempre son duraderos. También existen personas comprometidas con sus creencias que realizan estos actos con verdadera fe y honestidad.Todo ha de ser visto con el respeto que merece la diversidad de puntos de vista y de creencias.

Lo que es importante recordar es que en todo ser humano existe la presencia de Dios y que no hay manera de estar separados de esa esencia suceda lo que suceda y se haga lo que se haga. Jamás puede nadie ser abandonado por la divinidad porque todos somos la manifestación del divino creador de todo lo que hay. Su presencia divina está en nuestro interior . 

El Maestro Jesús , a quien honramos esta especial semana, lo transmitió en sus enseñanzas diciendo :" el reino de los cielos está en tu interior ", busca ahí y todo lo demás vendrá por añadidura . 

Sea esta semana para estudiar y tener en mente y corazón cada una de sus palabras y vivirlas, aplicar cada lección en el diario vivir.

Recordar que la más hermosa de sus lecciones  invita a amarnos y amar a los demás. 

Semana para convertirse y esto quiere decir, cambiar de mentalidad abandonar la fascinación cotidiana y reorientarse hacia planos  más elevados de consciencia. 


Amelia Camacho Guerrero.

27 Marzo 2018.



Toxicidad en las relaciones.

Es frecuente escuchar acerca de la forma en que se describen las relaciones entre los seres humanos y una de ellas es el calificativo de " tóxicas". 

Pocas veces nos incluimos dentro de esta clasificación y creo que valdría la pena observar nuestra respuesta a la pregunta ¿ tengo yo una actitud tóxica en mis relaciones?, ¿ seré yo considerada como una persona tóxica?, ¿ que es una relación así ?

Antes de clasificar a otros, hay que hacerlo con uno mismo, hay que verse en el espejo que nos estamos mirando y seguramente podremos encontrar una respuesta que nos haga llegar a un mejor entendimiento de nuestra relación con la gente y con nosotros mismos ya que a veces esa toxicidad propia es la que nos enferma y culpamos a los demás por creer que viene de afuera .

Separarnos de las personas que llamamos tóxicas no ayudará a nadie a crecer internamente sin antes atender la propia toxicidad . 

Nos intoxicamos con pensamientos, con actitudes, con acciones que nos dañan por tiempos prolongados y esto lo contagiamos a los que nos rodean y conviven con nosotros cotidianamente. El veneno en las palabras que usamos cuando no hay armonía en el interior : es toxicidad y enferma también a los demás.

El tema da para más y es asunto personal extenderlo y atenderlo antes de ver hacia afuera. 


Amelia Camacho Guerrero. 

12 Marzo 2018.