La realidad es el concenso de las creencias colectivas.

Hoy más que nunca pensemos en esto.

Cada creencia crea realidad en el mundo que se manifiestan las experiencias que cada creador vive. Por ello la realidad individual se corresponde con la forma de pensar de cada uno. No ha de sorprender el que cada convicción del mundo se vea sostenida con los hechos que la comprueban. Así cada persona cree en lo que experimenta sin asumir que es su propia creación. La vida es y es interpretada por cada ser de acuerdo a sus creencia y todo lo aprendido en su experiencia humana.

Creer que puede cambiarla es saber el gran poder que su pensamiento tiene y reconocer que ese poder se manifiesta con su mente, con su forma de pensar y sentir, es también abrirse al conocimiento de la fuerza que le asiste todo el tiempo.

Al ser capaces de tomar la responsabilidad de nuestro pensamiento e ideas somos capaces también de tomar un rumbo diferente en estas creaciones y así cambiar la percepción que tenemos del mundo como algo fijo que sucede frente a nosotros sin nuestra participación.

La vida se vive en el interior de cada uno. Es única y especial en si misma. No tiene igual porque todos percibimos lo que tenemos ante nuestros ojos de manera diferente. La consciencia ,en sus distintos niveles, hace que la atención se mueva en variadas direcciones por tanto el resultado de la observación está en donde está la atención.

Las formas de ver la vida son tan variadas como personas hay en el mundo.  

Día de las madres.


A todas las mujeres que han vivido la experiencia de dedicar su tiempo y su voluntad a la crianza de los hijos.

A todas aquellas que entregan su corazón al amor y cuidado de sus niños y los ven florecer. 

A todas aquellas que en silencio crean ambientes y espacios para que los niños disfruten del amor y los cuidados que los hacen crecer en armonía y disfrute.

A todas aquellas que secretamente nutren con amor a los hijos lejanos y ausentes de sus cuidados, pero que siempre reciben la aceptación y el amor de una mujer que en su corazón siempre les ama y los bendice.

A todas las que en su vientre recibieron amorosamente la presencia de ese cuerpecito que más tarde se convierte en el recipiente de un amor muy grande que no conoce fronteras, que se expresa de mil maneras y que siempre está presente.

Especialmente a aquella que un día me recibió en sus brazos y en su corazón ......que hoy ya no esta conmigo, pero que siempre me hizo sentir su amor y sus cuidados .La bendigo hoy, así como ella me bendijo siempre.... la amo hoy como ella me amo siempre.

¡Felicidades Mama!   

Las relaciones sanas.

Tener una relación de manera sana significa no contaminarla con los significados que damos a otras relaciones para luego transferir su significado a una relación con otra persona. Cuantas veces las necesidades cubiertas por un padre, se transfieren al marido esperando que el cubra lo que el padre cubrió o no cubrió. De igual manera un esposo deposita todas sus expectativas hacia la madre, en la esposa, esperando que ella cubra lo que mama le daba o no le dio, creando así una relación falsa con la pareja.

Estas necesidades se ven reflejadas en el significado que ponemos en las personas generando demandas constantes de algo que no alcanzamos a cumplir, no porque no queramos, sino por la ignorancia de lo que se vive solo en la mente de cada uno.

Ver cada relación con su propio valor, sin poner poner en ella tareas que, aparentemente, tenían que hacer otros, es una manera de iniciar relaciones limpias, alegres y nuevas, de otra manera estas se convierten en la repetición de lo que la mente crea, impidiendo que las personas vivan lo que realmente corresponde a cada relación.

Liberar a los demás de estas expectativas es empezar a conocer a las personas, es verlas sin la máscara que les ponemos al desear que sean como son o fueron otros personajes de la vida.

El poco o nulo conocimiento que tenemos de nuestras necesidades esenciales, hace que pongamos en todas las manos el cumplimiento de ellas y cuando los demás no responden como esperamos, los culpamos de desamor, descuido, desatención o frustración. Esto implica no darnos cuenta de lo que nosotros mismos creamos y vivimos. Nadie tiene que darte lo que tu pidesNadie tiene esa obligación.

Al crear una obligación creamos frustración y sufrimiento. Lo que no se hace por amor se hace por obligación y una relación basada en el cumplimiento de obligaciones, no es una relación feliz. Una relación fundada en el amor, se disfruta, es alegre, comprometida, porque sabe que nada la obliga, solo el amor , en su deseo de ser compartido con el otro ,no es una carga, es el impulso de vida y de disfrute.

Podemos crear relaciones reales con cada persona, disfrutando así, lo que cada encuentro nos ofrece, viendo a cada persona, como lo que es, sin darle el peso que un significado emocional agrega ya que al hacerlo nos privamos del descubrimiento maravilloso que nos brindan las relaciones humanas.

Dia del niño.

Para el niño que siempre vive en tu corazon ,

el que rie sin que nadie lo vea,

 el que juega con la vida,
 el que siempre disfruta todo,
 ese que todo lo puede,
el que siempre confia,
ese que ama por encima de todo,
el que mira al cielo y busca las estrellas,
el que nunca duda,
el que va en busca del arco iris,
el que se moja con la lluvia,
ese que ves en el espejo dia a dia
y que a veces no recuerdas
hoy te dice ¡Felicidades!

Psicologia de la posible evolucion del Hombre.

Este es un tema incluido en diferentes sistemas de conocimiento interno y tiene que ver con el desarrollo de los cinco sentidos creando un tipo de respuesta diferente ante los eventos de la vida, desde una perspectiva que no se basa en la captación de lo aparente, de lo que únicamente se ve en el exterior.

No es esto un proceso natural que se adquiera por tiempo vivido o por acumulación de información. Esto está ligado íntimamente a la voluntad del hombre. Por ello no todos los hombres se interesan por ello. El interesado ha de tener un deseo profundo de conocerse y saber de sí mismo, de saber quién es, de donde viene y adonde va. Esto lo conduce a una observación distinta que lo lleva a reconocer aspectos, que en su ignorancia, cree que sabe, pero que no ha visto con ojos diferentes de lo que cree que es.

La evolución de la que hablo tiene que ver con despertar a la consciencia que le permite hacerse responsable de sus experiencias, causas y efectos, de sus estados internos y desde ahí, adquirir habilidades de respuesta distintas a las que conoce, haciéndose consciente de lo que vive, piensa y siente, sin justificar sus actitudes en las respuestas externas.

El hombre acostumbrado a verse como resultado de actitudes y reacciones de los demás, no  se percata de la necesidad de tomar consciencia de sus propias respuestas.

Vivir con aceptación las elecciones que constantemente hace al depender de todo lo externo, es un paso hacia este crecimiento psicológico que  se ha estancado y que favorece respuestas infantiles ante cualquier situación que no satisfaga sus expectativas.

Este nivel de desarrollo se ve manifestado en la calidad de respuesta ante cada situación, liberándose así de la necesidad de culpar a otros por la experiencia vivida. Tomar solo lo que nos corresponde, haciéndonos cargo de lo que internamente vivimos, sabiendo  lo que elegimos vivir, es comprender que somos nosotros los que construimos con pensamiento, sentimiento y acción la forma en que, esta experiencia humana, es vivida.

El desarrollo psicológico es cuestión personal, es libertad, respeto y amor por uno mismo y por todos los que nos rodean, es capacidad de comprensión ante un mundo mecánico que nos ha absorbido con sus reglas y características hasta hacernos creer  que todo depende de lo que él ofrece.

Vivimos en este mundo y hemos de aprender a vivir en el sin pertenecerle, haciendo diferencias claras entre lo que es el escenario de nuestra vida y lo que es nuestra respuesta ante él.

Nuestro lugar es el reino de la consciencia y con ella creamos a cada momento la obra que queremos representar. Este escenario es la divina creación en la cual hemos de disfrutarlo todo y el desarrollo psicológico nos enseña a elegir como queremos vivirlo.

Sabiduría no es Conocimiento.

El escrito que aquí comparto es tomado del libro "Buda y su enseñanza" de Osho, espero que lo disfrutes.

 

Ser sabio no consiste en tener conocimientos.
Ser sabio significa realizar algo con tu conciencia; primero por dentro y después por fuera, sentir el latido de la vida dentro de ti y después por fuera.
Para experimentar esta misteriosa conciencia que eres, primero tienes que experimentarla en la más profunda esencia de tu ser, porque esa es la puerta más cercana a la conciencia universal.
Una vez has conocido en tu interior, no es difícil conocerla en el exterior. 
Pero recuerda: el hombre sabio nunca acumula conocimientos: su sabiduría es espontánea.
El conocimiento siempre pertenece al pasado, la sabiduría al presente.
Recuerda estas distinciones. Excepto que comprendas con mucha claridad la diferencia entre conocimiento y sabiduría, no podrás entender estos sutras de Gautama el Buda.
Y son de tremenda importancia.
El conocimiento satisface al ego; la sabiduría destruye al ego por completo.
Por eso la gente busca el conocimiento.
Es muy raro encontrar un buscador que esté comprometido con la sabiduría y no esté interesado en el conocimiento. Conocimiento significa tener teorías sobre la verdad; sabiduría es la verdad en sí.
El conocimiento lo adquieres de segunda mano; la sabiduría es de primera mano. 
Conocimiento significa creencia: otros lo expresan y tú lo crees.
¡Pero todas las creencias son falsas! Ninguna creencia es verdad nunca.
Incluso si crees en la palabra de Buda, en el momento en que lo crees se vuelve una mentira.
La verdad no se puede creer; o bien sabes o no sabes. Si sabes, no hay lugar para creer; si no sabes, tampoco es un asunto de creencia
Si sabes, sabes; si no sabes, no sabes. La creencia es una proyección de la mente tramposa; te da la sensación de saber, sin saber
Los hindúes, los musulmanes, los cristianos, los judíos, los jaina, los budistas: todos ellos creen. 
La creencia es barata, muy fácil nada está en juego. Fácilmente puedes creer en Dios, en la inmortalidad del alma, en la teoría de la reencarnación.
De hecho, esto se mantiene solo a un nivel superficial; en lo más profundo no te afectaran en absoluto. 
Cuando la muerte llame a tu puerta sabrás que todas tus creencias han desaparecido.
La creencia en la inmortalidad del alma no te servirá de ayuda cuando la muerte llame a tu puerta; llorarás y gemirás y te aferrarás a la vida.
Cuando la muerte llegue, te olvidarás de todo lo referente a Dios; cuando la muerte llegue, no podrás recordar la teoría, y las complicadas implicaciones de la teoría de la reencarnación. 
Cuando la muerte llama, derriba por completo toda la estructura de conocimiento que has edificado a tu alrededor.
Te deja absolutamente vacío… y con la conciencia de que toda la vida ha sido un desperdicio. La sabiduría es un fenómeno totalmente distinto.
Es experiencia, no creencia. Es una experiencia existencial, no es una referencia. 
NO crees en Dios; CONOCES a Dios. No crees en la inmortalidad del alma, la has saboreado. 
NO crees en la reencarnación; la recuerdas. Recuerdas que has estado aquí muchas vidas, y si has sido así en el pasado, va a seguir siéndolo en el futuro. 
Recuerdas que has estado en muchos cuerpos has sido una roca, has sido un árbol, has sido animales, pájaros, has sido un hombre, una mujer… , has vivido en muchas formas. 
Ves cómo las formas van cambiado, pero la conciencia interior continúa siendo igual, por lo que puedes apreciar que solo lo superficial cambia; lo ESENCIAL es eterno.
Esto es VER, no creer. Y todos los maestros auténticos están interesados en ayudarte a ver, no a hacerte creer. 
Para creer te conviertes en cristiano, hindú, musulmán. La creencia es la profesión de los sacerdotes. 
La sabiduría nace dentro de ti, no es una escritura. Comienzas a leer tu propia conciencia, y allí están ocultas todas las citas Bíblicas, todos los Gitas y todos los Dhammapadas.

Maestro de Maestros.

"CAMBIA TU MANERA DE PENSAR Y CAMBIARAS TU MANERA DE VIVIR”

 

El hombre lleva un vestido psicológico según la verdad que sigue .La  mente viste las verdades que la informan y nutren. Cambiar de manera de pensar es darle otras ropas, revestirla de pensamientos nuevos y nuevas verdades. Psicológicamente, lo que el hombre viste no se refiere a las ropas que cubren su cuerpo, sino a lo que viste su mente, a sus creencias mentales y a sus actitudes. Todo el mundo lleva ropas mentales en forma de opiniones y puntos de vista. Esto puede ser explicado.  Se puede impartir o dar conocimiento, pero su verdad solo puede verla el individuo, en sí y por si mismo.

Hay toda clase de conocimientos y de cada uno de ellos brotan toda suerte de verdades.

Pero el conocimiento y la verdad más elevados se refieren a la evolución interior del hombre, porque no puede haber un conocimiento más importante, ni forma más útil de verdad, que la que desarrolla al hombre y lo transforma en un nuevo ser.   Todo lo especial, real y bueno en el hombre solo puede crecer a la luz de la verdad.

 Del libro la flecha en el blanco de Maurice  Nicoll.  

 

 Lo anterior sirve de referencia para mencionar la importancia de las palabras transmitidas por JESUS, maestro de maestros que dejo una gran enseñanza a todos y que aun ahora seguimos descifrando. Releer sus palabras y comprender su contenido nos permite valorar la profundidad de significado y la verdadera intención de sus acciones. Recomiendo la lectura del libro al que se hace referencia para ampliar la  admiración por una filosofía que ha sido tomada mayormente de manera literal, perdiendose la oportunidad de conocer una valiosa forma de desarrollo persona. Hagamos tiempo en estos días para reflexionar sobre los evangelios y veamos la manera de aplicar su enseñanza en la vida cotidiana expresando amorosamente lo que sus palabras transmiten.