Autoayuda al alcance de la mano.

Es inmensa la cantidad de consejos, meditaciones, música, documentales, conferencias, remedios, rituales y mucho más que aparecen en las redes sociales y que, por supuesto, tienen el propósito de favorecer a las personas para superar los actuales momentos.

Nada de esto está de más. Todo pide atención y ésta será siempre la manera de recordar aprender algo que, en el interior, nos llama y resuena fuertemente tocando un saber que ya tenemos.

Es importante discriminar entre lo que todo el mundo acepta y lo que, desde que nos atrae, sabemos que no es para nosotros.

En este tiempo es indispensable poner la intuición y la inteligencia por delante. No todo lo que aparece en la red es cierto y es válido para todos.

Así como hay comida chatarra, también hay información chatarra y como la comida, así también alimenta a las masas incapaces de seleccionar.

Poner cuidado en lo que nos alimenta, en el tipo y calidad de lo que aceptamos hará que cada vez la consciencia esté más alerta y nos permita hacer buen uso de lo que leemos y oímos.

Confíar en nuestro poder interior. Sentir con el corazón y su poderosa inteligencia lo que nuestra consciencia con su gran sabiduría elige, escuchar  la voz interior y obedecerla.

Cada uno tiene un camino y una manera de procesar la información que recibe, no todo es para todos.

Es el mejor momento para la determinación y toma de decisiones personales.

Si ya has dado tiempo para el aprendizaje y recuerdo de lo que eres, tienes muchos instrumentos para usar ahora, aplicar lo comprendido y manifestar el resultado de todo el trabajo realizado, manifestarse para compartir y ayudar a los demás, sentir y vivir el beneficio de la presencia y el estado de paz.

Por supuesto que todo lo que vemos exige concentración y voluntad. No está siendo fácil para nadie. Pero somos afortunados por contar con conocimiento y consciencia para lograrlo.

La información es aceptada por la mente que la comprende. La mente con consciencia elige, comprende, discierne, crea, construye, crece y evoluciona.


Amelia Camacho Guerrero.

21 mayo 2020.

Relación con la sombra.

Vernos a través de lo que nos cuesta trabajo reconocer de nosotros mismos es todo un reto.  Aprender a aceptar lo que hay en el interior y atenderlo desde el corazón con amor y profundo agradecimiento no ha sido sencillo.

Tomar en cuenta que conocernos es perdonar y perdonarnos. A veces no nos percatamos del daño que nos hemos autoinfringido, que de manera inconsciente lastimamos y nos hemos sentido dañados por la gran inconsciencia en que vivimos.

Perdón es un acto sublime de consciencia.

Solo la consciencia desarrollada puede ver con otros ojos y sentir la presencia misma del ser que sin juicio alguno comprende la realidad y trasciende el sufrimiento, el dolor, la angustia, la tristeza, las pérdidas, el abandono y todo lo que lastima en lo más profundo del ser.

Tratarnos con ternura infinita con mucho amor y deseo de soltar lo que impide que sanemos cuerpo, mente y emociones.

Ahora tenemos tiempo para observar y sentir lo que hay en nosotros, para darnos con generosidad y salir de la ignorancia de lo que somos.

Aprovechando esta oportunidad para hacer lo que no hemos hecho, veremos el mundo de diferente manera y viviremos el privilegio de la vida en su mejor forma.

Salir de la dualidad y entrar en la neutralidad para desde la presencia, en nuestro centro y sin juicios ni tendencia alguna mantener la objetividad que favorezca la estabilidad emocional dándonos balance y armonía para responder a las impresiones que recibimos del mundo exterior.

Todos podemos darnos cuenta de esto, todos podemos salir adelante de esta circunstancia, todos tenemos el poder para lograrlo.

Atrevernos a amar todo de nosotros y así amar también a los demás.


Amelia Camacho Guerrero.

19 mayo 2020.

¡¡¡ Al maestro con cariño !!!

Por supuesto que en la memoria de todos hay un especial recuerdo para un maestro o maestra. La cercanía con un personaje tan importante en las vidas de todos ocupa un lugar en el corazón.

Los días en que el vínculo escolar abre las posibilidades de encuentros con emociones e impresiones de muchos niveles son el contacto con esas personas que nos acompañan amorosamente en momentos de desapego de la familia, de mamá principalmente para incursionar en el conocimiento de nuevas relaciones.

Posteriormente esos contactos cambian pero siempre ocupan lugares especiales.

Un buen maestro es recordado por muchas y diversas razones, algunos por su exigencia , otros por su apoyo, por su cariño, por su encanto, por su conocimiento, por su dedicación.

Muchos pasan desapercibidos, ni siquiera recordamos sus nombres.

Pero que hay de aquellos que siempre permanecen en el corazón, esos que recordamos con profundo amor.

Para ellos un homenaje, porque aquello que nos dieron ha sido tan importante que ha dejado una huella indeleble, una huella de la vocación y la entrega por su tarea. Esos son los verdaderos maestros, no profesores solamente,  son  los que transformaron nuestra vida, los que cambiaron nuestra existencia de alguna manera.

Estos no están únicamente en los espacios académicos, están en todas partes, no figuran como maestros y sin embargo,lo son.

Reconocimiento para ellos, felicidades para ellos, amor y bendiciones por su hermosa labor.


Amelia Camacho Guerrero.

14 mayo 2020.

Salir de casa,...renacer??????

Renacimiento es una palabra que adquiere un significado muy especial.

¿ Que es renacer ?

¿ Porque hoy un renacimiento ?

¿ Renacer como ?

El maestro Jesús habló de este tema y explicó que el hombre tendrá que nacer dos veces para alcanzar el cielo. 

Esto quiere decir que la primera vez que nace tiene un nacimiento biológico y después tendrá un nacimiento en consciencia. Este le hará despertar de la ignorancia y del ilusorio sueño en el que vive.

Este cambio es justamente eso. Despertar de toda la falsedad que la ausencia de consciencia provoca olvidarse de uno mismo.

Volver hacia nosotros mismos, recordar lo que somos y despertar la consciencia mas elevada en uno mismo : es renacimiento.


Amelia Camacho Guerrero.

12 mayo 2020.

¿ Es ahora vivir en otro mundo?


Otro mundo, otra vida, otras actitudes, otra manera de hacerlo todo. Las impresiones que recibimos han hecho una transformación completa en todos los sentidos.

Cualquier cosa que necesites repetir ya no será útil. Todo pide un cambio. Cada situación será especial y diferente. Cada persona tendrá percepciones variadas de como responder porque las formas habituales han desaparecido.

La humanidad entera está enfrentando un momento de confusión y desencanto que crea incertidumbre e inquietud, inestabilidad emocional que resulta difícil afrontar.

Las familias, después de este tiempo de confinamiento, también viven emociones que ahora podrán ser vistas y atendidas con atención y consciencia.

La valoración de los aspectos más importantes en la vida, obligarán a todos a modificar conductas y a cuidar lo esencial.

La responsabilidad de cuidarnos está en nosotros mismos, en nuestras manos y es un reto para todos el desarrollo psicológico y emocional que nos conducirá a vivir esta experiencia humana de la mejor manera.

Debemos estar juntos y preparados para apoyarnos y cuidar los unos de los otros.


Amelia Camacho Guerrero.

12 mayo 2020.

La nueva forma de vida.


Estamos aprendiendo a ver la vida de formas no acostumbradas, todo es diferente y está generando actitudes y respuestas que no sabíamos.

Nos enfrentamos a una vulnerabilidad que pensamos que no teníamos y ésta realidad nos enfrenta a posibilidades desconocidas.

El aprendizaje puede resultar muy difícil y doloroso porque cambió totalmente la percepción de todo. Esto incluye la percepción que teníamos de nosotros mismos y la necesidad que hay de mantenernos en lo sabido, lo que creímos que podríamos controlar, lo que pensamos que era permanente.

Nada es igual y todo sigue cambiando.

Esto ha sucedido antes en la propia vida, lo hemos hecho cada vez que nos hemos expuesto a decisiones que que hemos tomado para ir en caminos por descubrir.

Este cambio ha sido para toda la humanidad,  para todos !  Simultáneamente vemos respuestas y es un momento de reflexión profunda en cuanto a 

absolutamente todo.

El trabajo, para algunos, se puede llevar a cabo en casa, pero para otros el cambio ha resultado tortuoso.

La consciencia no se ha desarrollado igual en todos. Por ello la respuesta es muy distinta.  Si hemos transitado por los cambios que la vida nos ha ofrecido, con una amplia aceptación de lo que es, este momento no está resultando muy complicado, más ésto no es para todos.

Está realidad está exigiendo una respuesta consciente producto de haber comprendido que hay necesidad de que el desarrollo psicológico favorezca la manifestación del nivel de consciencia y comprensión que nos ofrece una más amplia visión de la realidad.

Muchas personas están pasando por este proceso con ayuda de los que les acompañan pero otras se están enfrentando a si mismas sin elementos que les hagan más fácil el cambio.

Empatia, comprensión, apoyo, amor, sabiduría, conocimiento, consciencia son expresiones indispensables para ayudarnos a salir adelante de este tiempo.


Amelia Camacho Guerrero.

12 mayo 2020.

No podemos ser más espirituales de lo que ya somos.

Hemos adquirido una visión equivocada de lo que realmente somos. Aprendimos a crear una identidad necesaria para vivir en este mundo. Todo lo que experimentamos fue construyendo una forma de responder a cada impresión y cada momento.

Así creamos la personalidad que nos permite desenvolvernos en el ámbito en que vivimos. Aceptamos los condicionamientos y exigencias que el mundo impone sin darnos cuenta de que todo pide algo cambio. Vivimos satisfaciendo las demandas externas para poder incluirnos en un mundo que satisface menos cada vez.  

El afuera es el escenario y foco de atención de todo, la aprobación depende de los demás, nada es suficiente y la tensión por lograr algo es excesiva.

Ahora corresponde a las personas volver al interior. Buscar la verdadera identidad, saber lo que realmente somos. Es tiempo en el que los paradigmas se derrumban y los cambios de creencias estan a la orden del día. Al estar únicamente en casa se puede ver la inutilidad de tantas cosas, pertenencias que no se usan, acciones y distracciones que no pueden llevarse a cabo, relaciones que carecen de sentido, preocupaciones innecesarias y es entonces cuando lo esencial toma importancia.

Ser lo que somos, vernos, conocernos, relacionarnos con nosotros mismos es en este momento inevitable. Es la oportunidad magnífica para buscar la verdadera identidad y saber que somos mucho mas que lo que imaginamos.

Estamos destinados a expresar el espíritu que somos, con todas sus virtudes y características, es nuestra naturaleza.

Como humanos vivimos en un cuerpo, pero no somos el cuerpo, gracias a el la experiencia humana es posible y es maravilloso tener un vehículo tan increíble pero nuestra identidad real es otra.

Somos espíritus viviendo esta experiencia humana y no lo contrario.

El objetivo es manifestar lo que somos en este mundo y es ahora cuando se necesita recordar esto.


Amelia Camacho Guerrero.

8 mayo 2020.

Honrar a mamá, con reconocimiento.

Sea ésta una forma de llenar el corazón de amor recordando el amor de ella, de su presencia y su compañía.

Tal vez hoy no podemos acercarnos a ella, o tal vez ya no está aquí en este mismo lugar, pero está donde siempre vivirá: dentro de nosotros, somos parte de ella y ella es parte de nosotros.

Toma un papel y trae a tu mente su recuerdo, como si estuviera frente a ti. Imagina su cara y su sonrisa, su mirada, su cercanía.  Trae a tu mente los instantes que te recuerdan algo de su amor y escribe, renglón por renglón algo que llene tu corazón de ésa emoción que te acerca a ella.

 Reconoce todo lo que puedas, agradecele todo lo que recuerdes, la vibración de tus emociones y sentimientos son poderosas y llegarán a ella, a ti te nutriran de la fuerza del amor que seas capaz de expresar.

Ella merece que seamos conscientes de su entrega y de su amor.


Amelia Camacho Guerrero.

9 mayo 2020.

Día de las madres.

Ser madre significa muchas cosas, por ejemplo : enfrentarse a la vida con la disposición entera para recibir la creación dentro de sí. 

 Una creación dentro de otra, un mundo inmerso en otro mundo. ¿ Hay mayor milagro que ese ?

La dulzura y el amor de una madre, su abrazo permanente, su mano con su intensa caricia, su servicio, su nutrición, su tierna y amorosa presencia....

La sensación, el sentimiento, la experiencia de de sentir un cuerpo moviéndose en tu cuerpo y el primer contacto con su mirada y que cotidianamente se repite de manera diferente.

La maternidad nos recuerda el amor en su más elevada expresión, la creación de todo lo que vivimos, el saber que no somos madres solo por tener hijos. Somos madres porque siempre creamos de maneras distintas.

La maternidad nos recuerda nuestra fuerza creadora en todo lo que hacemos y vivimos y todos nos rodean y nos acompañan en esa gran obra.

Somos madres de nuestros días y de nuestras noches,de nuestra vida y de nuestros sueños, de nuestros proyectos ,de nuestras realizaciones, de la felicidad y del amor que vivimos, así también de ilusiones y desilusiones, infelicidades o tristezas: ¡Siempre estamos creando !

Un hijo es un instante de esa creación que sigue su curso ante nuestra amorosa observación ya que ellos son y serán también su propia creación.

Es razón y propósito de vida crear y creer en lo que cada uno produce. 

Todo es creación, la divina creación de Dios en cada uno de nosotros.

¡ Feliz día de las madres !


Amelia Camacho Guerrero.

10 mayo 2020.


Lo invisible en esta experiencia.


Hay mucho que reconocer en la forma en que estamos viviendo ahora. Mucho que no se nota que está presente día a día. Lo que estamos haciendo, lo que nos ocupa, lo que nos preocupa, lo que pensamos y sentimos,lo que momento a momento hace de nuestra vida algo disfrutable o sufrible.

Hay situaciones inimaginables que nunca hubiéramos deseado, el alejamiento, la separación, la falta de contacto con los demás, el estar en casa obligados por la situación, el salir de las rutinas, el cambio de horarios y muchas cosas más; todo eso ha sacudido la mente y la realidad.

Por todo eso y el tiempo que se prolonga en incertidumbre podemos observar las impresiones que tenemos para darnos cuenta de que nada será lo mismo cuando haya pasado esto.  Ojalá que así sea y seamos capaces de considerar lo aprendido en este tiempo. Desear volver a lo mismo,a lo que ya vivimos será imposible.  Mucho está cambiando en todos, en todas las áreas de la vida. 

Lo invisible se ha puesto frente a nuestros ojos y nos ha obligado a ver una realidad que dejó de ser imaginaria, es clara y brutalmente verdadera. Cada persona verá lo que sea capaz de comprender y lo que su consciencia le permita.

Es tiempo de presencia y de atención a la mente consciente que nos orientará para responder de la mejor manera.

Se desprende la rigidez mental y se diluye la idea de permanencia, el cambio constante fuerza a ver con otros ojos lo que transforma el mundo y las ideas y percepciones de todo son nuevas.

Nosotros mismos somos nuevos y hemos de crear todo de una forma distinta.

Nuestra fortaleza es impresionante y lograremos una creación magistral a la altura de la consciencia que hemos desarrollado.  Todos estamos incluidos en esta labor que es para el bien de todos.


Amelia Camacho Guerrero.

6 mayo 2020.