El amor en nuestra vida.

Nunca esta de mas reflexionar sobre el amor, hacerlo presente en nuestra vida, en nuestro pensamiento constantemente.

Tener en mente su existencia y darle existencia en nuestra vida ,aislado de eventos y de personajes que en exclusividad lo provocan.Sentir amor por el placer que genera el ser capaces de sentirlo y de expresarlo en todos los actos de nuestra vida, viviéndolo como algo escencial de nuestra expresión diaria.
Atraerlo a nuestra vida a través de nuestros actos cotidianos, nuestras palabras y experiencias.
El mundo necesita nutrirse del amor de todos , aunque a veces parezca difícil demostrarlo, ha de ser una tarea que se realice con intención y propósito. Alimentar al universo con el ,es alimentarnos a nosotros mismos.
El amor, es el mas elevado nivel de consciencia en que podemos manifestarnos en dondequiera que estemos.Conlleva tantos ingredientes que por eso no resulta simple para muchos. Se ha desgastado tanto su significado que se ha encuadrado en patrones que no le corresponden. Sus ingredientes son fruto de ese nivel de consciencia que hacen la vida plena y disfrutable.
Amar ,por el gusto de hacerlo, sin demandas ni conveniencias,sin intereses ni engaños de la mente y sin la participacion de egos exaltados.
Amar porque si, porque para eso nacimos, implica desprenderse de muchos estorbos que entorpecen su expresión.
Amar ,porque esa es nuestra escencia, porque esa es la razón y la misión de todos en esta tierra.
Amar, porque así cumplimos con el propósito de la vida que le da sentido a todo.
Amar, porque el espíritu que somos, es lo único que quiere y y porque para ello hay que dejar a un lado la ignorancia y todo lo que se interponga. Soltar ideas, mente y ser solamente. Vernos y encontrarnos en cada uno  repetidamente para disfrutar cada presencia, cada encuentro; reconociendonos en los ojos que nos ven,en todo lo que nos rodea, en la luz que nos ilumina, solo por darnos cuenta de lo que cada cosa representa en esta creación divina ,en la que todos con amor participamos.
Ser lo que somos, no lo que creemos y aprendimos a ser.

Amar solo porque todos somos capaces de hacerlo.
NO HAY FUERZA MAS PODEROSA QUE EL AMOR.

Felicitacion

A mi Padre:

Hoy quisiera que mis brazos te alcanzaran
para poder tocarte y besar  tu cara
y con ternura en tus manos
poner mi corazón
lleno de agradecimiento y amor
por todo lo que en vida 
recibí siempre de ti.

Homenaje a Papa

Reconocer la labor y la presencia de un padre en nuestra vida es una oportunidad de agradecer profundamente lo mucho que recibimos de esa persona que nos llena siempre de amor, de atenciones, de comodidades y de un respaldo y ayuda que no se compara con ninguna otra.

Tener o haber tenido un padre que nos ame y que signifique tanto en nuestra vida, es darnos cuenta que ,la experiencia que con el se vive es sin igual y al tenerla, crecemos con un compañero de camino, que aporta aceptacion ,confianza ,conocimiento ,amor ,ternura y apoyo de todos tipos en nuestra vida.
Sus fuertes brazos nos sostienen cuando somos pequeños y mas tarde se convierten en una fortaleza en la que  siempre nos sentimos a salvo y protegidos.Sus palabras y su sonrisa son la expresión mas tierna que un hombre puede expresar.La alegría que transmite cuando comparte nuestras experiencias y nuestros juegos , el abrazo que nos consuela como nadie en nuestros momentos tristes ,son la expresión de su ser.
Ese hombre fuerte , sensible ,sabio que siempre esta presente en el corazón de un hijo, deja en el alma el sabor del amor que día a día disfrutamos para recordar que somos bendecidos con su presencia y sus acciones.
¡Mil bendiciones al Padre de mis hijos ! hombre con un corazón lleno de amor y de ternura, siempre dispuesto a ayudar con unas manos llenas de magia y y de generosidad. ¡Felicidades!

La niñez en nuestro interior.

 El niño que vive en nuestro interior necesita atención y cuidado. Es la forma de sanar aspectos de nosotros mimos que salen a relucir cuando la desatención y el desamor vividos en la niñez nos conducen a la demanda del cumplimiento de esos requerimientos en la edad adulta. Estas carencias se reflejan en comportamientos que se repiten una y otra vez en las relaciones que tenemos y que expresan nuestra conducta en actitudes que creemos normales porque hemos aprendido a verlas tan frecuentemente que se han aceptado como una forma de ser.

El pensamiento que interpreta esta carencia de manera repetitiva produce una respuesta que se manifiesta en la realidad como algo tangible y real.

Vernos abandonados, tristes, no queridos, frustrados ante múltiples eventos vividos en esa etapa, han dejado desolado, desatendido a un niño que no ha crecido psicológicamente y se ha estancado en aquellos eventos dolorosos. Cuando una situación actual nos recuerda alguno de esos momentos, la respuesta se repite desde el niño que aun sufre por lo vivido y no sabe cómo salir de ese espacio doloroso.

Volver a esos momentos con la consciencia de hoy, que comprende que la ignorancia impidió que pudiéramos ver esos momentos como hechos ya sucedidos, sin culpa, sin reclamos o lamentaciones por las interpretaciones que se hicieron ante la respuesta que se vivió, requiere de valor, sinceridad, mucho amor y aceptación para guiar la experiencia en una dirección diferente. De otra manera la herida que la niñez tiene no se sana y seguirá sangrando a lo largo de la vida.

Encontrarnos con el niño y sus interpretaciones, sus dolores y sufrimientos, es enfrentarnos a nuestra propia capacidad de ayuda. Pensar en cómo consolarnos, expresarnos aceptación, sin torturarnos más con los recuerdos y pensamientos que nos llevan ahí; abrazar y amar a ese desvalido niño que lo único que pide es amor ,aceptación y atención, es dar un paso muy grande para aliviar la necesidad de de revivir una y otra vez esa experiencia.

Ofrecer nuestro corazón como su casa, ofrecer nuestro amor incondicional a ese pequeño es reconocer que al único que le puede pedir eso es a uno mismo y solo uno mismo lo puede ayudar.

El sentimiento de abandono es un gran impulso para el crecimiento interno y la comprensión de que esta dura lección, es el recuerdo de nuestro propio abandono, es  ayuda para que asumamos la responsabilidad de amarnos y aceptarnos en todo momento.

Ver a ese niño con ternura, con suavidad, con dulzura para darle hoy el producto de una elevada consciencia que nos acerca al ser que somos y que facilita el proceso de reconocer y atender las necesidades que, en cada etapa de nuestra vida aparecen, para recordarnos nuestro objetivo primordial, que es, amarnos por encima de todo y así ser capaces de amar a los demás de igual manera. 

Ilusion y desilusion.

En la vida de todos habrá momentos en los que estos elementos se presentan y además ,llegamos a convencernos de que así es la vida .Vivir de sueños es algo que a todos sucede.¿Pero es posible dejar de vivir de desilusión en desilusión? ¿Que nos lleva a desilusionarnos ? ¿ Creer que las cosas se van a llevar a cabo como uno las quiere? ¿Desear modificar la realidad para luego ver que no es posible? ¿Desear controlarlo todo ?
Es diferente tener anhelos y hacer lo necesario para conseguirlos, que tener ilusiones infundadas y pensar que algún día estos engaños de la mente nos lleven a los resultados que deseamos. Son dos cosas distintas.En la mente se crean ideas que son nutridas por nuestras necesidades no satisfechas, que crecen, sin dejarnos ver la resistencia que oponemos a una realidad que no podemos cambiar.
La forma irreal en la que establecemos nuestras relaciones a través de las imagenes que creamos de los demás y de nosotros mismos ,hacen que nos veamos como no somos y no son los otros. De tal manera nos relacionamos solo con nuestras ideas y no con lo que los demás realmente son. Además generamos expectativas muy amplias de su respuesta, que viven solo en nuestra mente, las que al no cumplirse,producen la desilusión y el sufrimiento.
Una cosa es lo que somos y otra es lo que creemos que somos.
Lo que hacemos puede generar muchas fricciones entre nosotros, pero eso es algo que podemos modificar, corregir o acordar si desarrollamos la capacidad de escucharnos y aceptar las diferencias en el modo de hacer y de pensar de todos.
Frecuentemente nos incomodamos por lo que otros hacen y calificamos a las personas por ello.Ser y hacer tiene diferencias.
El Ser del otro no debería estar nunca en juego a través de las acciones ,sin embargo se negocia la aceptacion del ser  por lo que hace y es tal la inconsciencia de las acciones que la aceptacion de lo que somos se ve deteriorada al no obtener la satisfacción de las expectativas creando rechazo hacia el otro o hacia nosotros mismos, pensando que nos fallan o nos engañan ; cuando el engaño procede de nosotros mismos.
Todos buscamos la aceptacion de muchas maneras y nos duele no ser aceptados o tomados en cuenta.
La desilusión  nos brinda oportunidades sin fin ,si nos diéramos cuenta de que representa una gran ayuda par nuestro crecimiento interno
Dejar de controlar ,imponer ideas o emociones favoreceria al reconocimiento, primero del ser que somos y luego a los demás para vernos con mas respeto.
Eliminar expectativas de obtener atención o cumplimiento de nuestros deseos a través de acciones ajenas y liberar a los otros del gran peso que representa complacer eternamente las ilusiones, que en la mente de los demás , muchas veces ni siquiera conocemos y estamos muy lejos de poder cumplir.
Tener expectativas de que otro ser nos de o nosotros demos a otros la alegría, la felicidad, el apoyo,la paz ,que buscamos nos conduce a desilusiones que podríamos sufrir toda la vida.
El trabajo personal hará que podamos reconocer que somos creadores de nuestros estados internos y nada ni nadie es responsable de lo que vivimos en nuestro interior.Así nos esforzaremos por hacer cada uno lo propio, liberando a los demás de la carga de esforzarse para darnos la felicidad que solo nosotros podemos darnos. Tendremos mucho para compartir con todos aquellos que amamos y ellos también serán libres para crear su propia vida sin depender de la felicidad de otro.

Felicitacion a todos los Maestros.

Muchas son las imagenes que tenemos de los maestros que pasan por nuestra vida.

Algunas de ellas nos traen a la mente no muy gratos recuerdos y otras evocan el cariño,agradecimiento y admiracion que su presencia ,cariño,actitud y entrega provocaron en nuestro interior.
La memoria esta marcada con estas presencias.
Otros pasaron y siguen pasando por nuestra vida sin que nos percatemos de lo mucho que nos enseñan. Es bueno pensar que todas las personas que conocemos en la vida son maestros que dejan impresiones y huellas de algo ,que aunque no sea evidente para todos, es regalo para nuestra experiencia en la vida.
A todos aquellos que nos acompañan en este camino de vida ,regalemosles un momento de reflexion y de agradecimiento porque todos han colaborado en lo que hoy podemos manifestar como conocimiento y experiencia guardada en la consciencia.
Maestros lo somos todos,los unos para los otros, de todos aprendemos, de todos recibimos algo y si somos atentos valoraremos siempre su entrega.
Felicidades a aquellos que con vocación y dedicacion emplean su tiempo y su sabiduría a transmitir lo mejor que tienen con amor a su tarea de enseñar.
Maestro no es el que sabe mas, sino el que tiene mayor capacidad para transmitir lo que sabe con comprension, humildad, generosidad y amor a los demás.
Maestro es aquel que con su trabajo transforma a todo aquel que desea aprender de lo que recibe.
 ¡ Maestro eres tu !  con todo lo que das y compartes a cada momento de tu vida.
Felicidades!

Valores esenciales

 

El Ser, por naturaleza, tiene estados internos que son diferentes a los que comúnmente se viven a través del ego. Los valores esenciales tienen que ver con el desarrollo del ser y son acordes a su forma de expresarse.

Para el Ser el valor del amor es fundamental, la armonía, la alegría, la belleza, la paz interna, el respeto por los demás, el disfrute de la vida, la aceptación de las diferencias y todo esto lo integra en un comportamiento que se ve en la respuesta cotidiana para consigo mismo y para los demás. Se convierte en su forma de vida. 

El Ser Humano se diferencia del animal racional por tener la Consciencia que le permite la auto reflexión, por lo que se hace responsable de sus actos y sus consecuencias. Es la consciencia de sí, lo que lo hace humano ya que sin esto sería conducido por reacciones e instintos sin hacerse responsable de ellas ni darse cuenta del efecto que tienen en el mundo en que vive. 

Conocer los estados en que normalmente vivimos nos permite valorar nuestro desarrollo y saber si seguimos actuando de manera instintiva o ya hemos accedido al grupo de los seres humanos. 

La realidad es el concenso de las creencias colectivas.

Hoy más que nunca pensemos en esto.

Cada creencia crea realidad en el mundo que se manifiestan las experiencias que cada creador vive. Por ello la realidad individual se corresponde con la forma de pensar de cada uno. No ha de sorprender el que cada convicción del mundo se vea sostenida con los hechos que la comprueban. Así cada persona cree en lo que experimenta sin asumir que es su propia creación. La vida es y es interpretada por cada ser de acuerdo a sus creencia y todo lo aprendido en su experiencia humana.

Creer que puede cambiarla es saber el gran poder que su pensamiento tiene y reconocer que ese poder se manifiesta con su mente, con su forma de pensar y sentir, es también abrirse al conocimiento de la fuerza que le asiste todo el tiempo.

Al ser capaces de tomar la responsabilidad de nuestro pensamiento e ideas somos capaces también de tomar un rumbo diferente en estas creaciones y así cambiar la percepción que tenemos del mundo como algo fijo que sucede frente a nosotros sin nuestra participación.

La vida se vive en el interior de cada uno. Es única y especial en si misma. No tiene igual porque todos percibimos lo que tenemos ante nuestros ojos de manera diferente. La consciencia ,en sus distintos niveles, hace que la atención se mueva en variadas direcciones por tanto el resultado de la observación está en donde está la atención.

Las formas de ver la vida son tan variadas como personas hay en el mundo.  

Día de las madres.


A todas las mujeres que han vivido la experiencia de dedicar su tiempo y su voluntad a la crianza de los hijos.

A todas aquellas que entregan su corazón al amor y cuidado de sus niños y los ven florecer. 

A todas aquellas que en silencio crean ambientes y espacios para que los niños disfruten del amor y los cuidados que los hacen crecer en armonía y disfrute.

A todas aquellas que secretamente nutren con amor a los hijos lejanos y ausentes de sus cuidados, pero que siempre reciben la aceptación y el amor de una mujer que en su corazón siempre les ama y los bendice.

A todas las que en su vientre recibieron amorosamente la presencia de ese cuerpecito que más tarde se convierte en el recipiente de un amor muy grande que no conoce fronteras, que se expresa de mil maneras y que siempre está presente.

Especialmente a aquella que un día me recibió en sus brazos y en su corazón ......que hoy ya no esta conmigo, pero que siempre me hizo sentir su amor y sus cuidados .La bendigo hoy, así como ella me bendijo siempre.... la amo hoy como ella me amo siempre.

¡Felicidades Mama!   

Las relaciones sanas.

Tener una relación de manera sana significa no contaminarla con los significados que damos a otras relaciones para luego transferir su significado a una relación con otra persona. Cuantas veces las necesidades cubiertas por un padre, se transfieren al marido esperando que el cubra lo que el padre cubrió o no cubrió. De igual manera un esposo deposita todas sus expectativas hacia la madre, en la esposa, esperando que ella cubra lo que mama le daba o no le dio, creando así una relación falsa con la pareja.

Estas necesidades se ven reflejadas en el significado que ponemos en las personas generando demandas constantes de algo que no alcanzamos a cumplir, no porque no queramos, sino por la ignorancia de lo que se vive solo en la mente de cada uno.

Ver cada relación con su propio valor, sin poner poner en ella tareas que, aparentemente, tenían que hacer otros, es una manera de iniciar relaciones limpias, alegres y nuevas, de otra manera estas se convierten en la repetición de lo que la mente crea, impidiendo que las personas vivan lo que realmente corresponde a cada relación.

Liberar a los demás de estas expectativas es empezar a conocer a las personas, es verlas sin la máscara que les ponemos al desear que sean como son o fueron otros personajes de la vida.

El poco o nulo conocimiento que tenemos de nuestras necesidades esenciales, hace que pongamos en todas las manos el cumplimiento de ellas y cuando los demás no responden como esperamos, los culpamos de desamor, descuido, desatención o frustración. Esto implica no darnos cuenta de lo que nosotros mismos creamos y vivimos. Nadie tiene que darte lo que tu pidesNadie tiene esa obligación.

Al crear una obligación creamos frustración y sufrimiento. Lo que no se hace por amor se hace por obligación y una relación basada en el cumplimiento de obligaciones, no es una relación feliz. Una relación fundada en el amor, se disfruta, es alegre, comprometida, porque sabe que nada la obliga, solo el amor , en su deseo de ser compartido con el otro ,no es una carga, es el impulso de vida y de disfrute.

Podemos crear relaciones reales con cada persona, disfrutando así, lo que cada encuentro nos ofrece, viendo a cada persona, como lo que es, sin darle el peso que un significado emocional agrega ya que al hacerlo nos privamos del descubrimiento maravilloso que nos brindan las relaciones humanas.